Questo sito utilizza cookie per inviarti pubblicità e servizi in linea con le tue preferenze.
Se vuoi saperne di più o negare il consenso a tutti o ad alcuni cookie clicca qui.
Chiudendo questo banner, scorrendo questa pagina o cliccando qualunque suo elemento acconsenti all’uso dei cookie.
Ok

2019-03-25
Cirugía estética de los muslos

La presencia de depósitos de grasa localizados en el interior y el exterior de los muslos requiere técnicas específicas para su eliminación quirúrgica.

En este sentido, la liposucción tradicional ha evolucionado hacia técnicas más avanzadas como la lipoescultura, el lipojet o el liposurf.

El objetivo de estas técnicas es eliminar los depósitos de grasa, celulitis y piel de naranja en los muslos.

La lipoescultura de los muslos consiste en aspirar la celulitis y la grasa (o adipocitos) a través de pequeñas incisiones, utilizando cánulas muy pequeñas.

La aspiración de grasa y celulitis de los muslos puede realizarse mediante:
1. aspiradora mecánica
2. vacío manual para aspiración de pequeñas cantidades (en este caso se habla de lipojet)


El liposurf, en cambio, es una técnica mucho menos invasiva que actúa solo de manera superficial y está dirigida a atenuar la piel de naranja con cánulas más pequeñas que las utilizadas para la lipoescultura/lipojet.

El volumen del depósito adiposo no se reduce, pero actúa sobre la retención de agua y la fibrosis que determinan el aspecto externo típico. Para la cirugía estética de los muslos, la anestesia es predominantemente local en la mitad de los casos, con sedación con hospitalización diaria si el número de áreas a tratar es mayor.

En el período postoperatorio hay moretones e inflamaciones que se atenúan en 2 semanas y es necesario usar una funda específica durante 30-40 días.
Si, además del tejido adiposo en los muslos, hay un exceso considerable de piel, será necesario asociar también a la lipoescultura el lifting de los muslos, es decir, la retirada de piel.


 

VER LAS FOTOS ANTES Y DESPUÉS DE LA LIPOSCULTURA COSMÉTICA

VER EL VIDEO DE UNA INTERVENCIÓN DE LIPOSCULTURA REALIZADA POR EL DR. MASSIMO RE